lunes, 28 de octubre de 2013

El Día de los Muertos (o de "Todos los Santos")

Por Edwing López

El 2 de Noviembre es conocido en el mundo hispano como el día de los muertos (o de todos los santos). Pero... ¿cuál es el significado del día de los difuntos?

Oficialmente, según el calendario católico, el día 1º de noviembre está dedicado a Todos los Santos y el día 2º, a los Fieles Difuntos. En la tradición popular mexicana, el día 1º es dedicado a los niños fallecidos llamándolo el culto menor, y el día 2º a los adultos muertos conocido también como el culto mayor. Según la tradición prehispánica, las almas de los muertos regresan un día en el año para visitar a sus familiares vivos. Al parecer, la fecha de este regreso fue acondicionada durante la conquista española, para hacerla coincidir con la celebración católica de Todos los Santos.

En el 2 de Noviembre la gente acostumbra ir a los cementerios para visitar a sus familiares muertos y dejarles un recuerdo. Se aprovecha la ocasión para pasar el día con los difuntos y toda la familia acude a rezar ante las tumbas que son adornadas profusamente con flores. Estas manifestaciones populares han  llegado incluso a transformarse en una atracción turística para las personas de otras culturas.

En algunos países, el homenaje a los muertos también se realiza en las casas, adornando una mesa en forma especial, con flores, copas y artículos personales del difunto que se ofrecen en su memoria. También se colocan objetos del gusto del difunto: su comida, música, cigarrillos y bebidas favoritas; incluso retratos de sus artistas e ídolos deportivos. Todo esto presidido por la fotografía del desaparecido. En algunas comunidades latinoamericanas se encienden velas y fogatas con el objeto de guiar a las almas por el camino seguro.

En la actualidad, el día de los difuntos consiste en una serie de prácticas y rituales entre los que destacan la recepción y despedida de las ánimas, la colocación de las ofrendas o altares de muertos, el arreglo de las tumbas, la velación en los cementerios y la celebración de oficios religiosos. Sin lugar a dudas, la tradición del día de los muertos sobrevivió a la conquista española y se ha mantenido casi intacta hasta nuestros días, aún cuando la iglesia católica la ignoró durante mucho tiempo por considerarla pagana.

En el ámbito de las ventas, el día de los muertos dinamiza o favorece ciertas actividades comerciales como las flores, frutas, objetos de cerámica, panes de muertos, luces, candeleros y velas de todas las clases.

El día de los muertos, más que una fecha conmemorativa, es una radiografía que nos permite apreciar las creencias del mundo hispano en cuanto a lo que sucede después de la muerte.  En la celebración del día de los difuntos se cree que los muertos se comunican con sus parientes vivos o con un intermediario llamado médium. En cambio la Biblia declara categóricamente que los muertos no pueden comunicarse con los vivos. Es más, este tipo de comunicación con los seres ya fallecidos está prohibido en las Escrituras y denunciado como actividades ocultistas. En Deuteronomio 18:10-12 dice: "No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti." En este pasaje de la Biblia se coloca al culto de los muertos en la misma categoría de ocultismo que la brujería y hechicería.

En la celebración del día de los difuntos se cree que los muertos regresan a visitar a los vivos para convivir y comer con ellos. En cambio la Biblia es muy clara en decir que los muertos no regresan del más allá, no comen, ni conviven con los seres vivos.

En Lucas 16:19-31 dice: "Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.Además de todo esto, una gran sima (o abismo) está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos".

En la celebración del día de los difuntos se cree que las fogatas y velas encendidas ayudan a las almas de los muertos a regresar a su hogar en el más allá. De acuerdo con esta costumbre se cree que los muertos tienen libertad para ir y regresar a la tierra, por lo menos en el 2 de Noviembre de cada año. En cambio la Palabra de Dios dice que solo existe un evento posterior a la muerte, a este evento se lo denomina "el juicio". Hebreos 9:27 dice: "Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una solo vez, y después de esto el juicio". Quizás te preguntes... ¿Por qué muchas personas aseguran que se comunican con los muertos? ¿Por qué algunos aducen tener la capacidad de hablar con los espíritus?

Bueno, quiero decirte que las personas envueltas en estas prácticas muchas veces se autodenominan "mensajeros de Dios." Estos médiums o videntes, aseguran que tienen la habilidad de comunicarse con los muertos, lo cual es totalmente imposible, ya que la Biblia en Eclesiastés 12:7, nos dice que el espíritu, una vez que abandona el cuerpo, regresa a quien lo dio. De manera que todas las manifestaciones que resultan de estas invocaciones son producto de la intervención de espíritus malignos, carentes de cuerpo físico, pero altamente inteligentes. La Biblia advierte que existen seres espirituales que buscan engañar a los seres humanos. Efesios 6:12 dice: "Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes".

Además, estos seres espirituales malignos tienen la capacidad de manifestarse en el mundo material simulando una aparición angélica benigna. 2 Corintios 11:14 dice: "Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz".

Muchas veces estos espíritus malignos simulan que son los espíritus de grandes sabios, reyes o filósofos que vivieron en la edad media y que están dispuestos a compartir sus conocimientos y sabiduría secreta. Sin embargo la Biblia dice que no existe conocimiento, sabiduría o secretos fuera de Dios. Deuteronomio 29:29 nos dice: "Las cosas secretas pertenecen al Señor, nuestro Dios; mas las reveladas (en la Biblia) son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley."

Concluyendo, puedo decir que la creencia de que los muertos se comunican con los parientes vivos o con un intermediario llamado médium; o que los muertos regresan a visitar a los vivos para convivir y comer con ellos; o que las fogatas y velas encendidas ayudan a las almas de los muertos a regresar a su hogar en el más allá, son costumbres y tradiciones totalmente contrarias a las enseñanzas de la Palabra de Dios. Tienen el mismo origen espiritual del ocultismo puesto que la invocación a los espíritus es el aspecto esencial de la brujería.

¿Por qué continuar recordando un día de muerte? ¿Por qué seguir insistiendo en comunicarse con un muerto sabiendo que esto es imposible? Yo te animo hoy a que te comuniques con alguien que sí murió hace unos 2000 años atrás, pero que hoy está vivo puesto que resucitó, su nombre es Jesús. Comunícate con Jesús, Él te dará el perdón de tus pecados, una vida con sentido y propósito, y además... la vida eterna.